viernes, 2 de diciembre de 2016

Qenqo: Las representaciones animales del complejo


El complejo arqueológico de Qenqo se encuentra ubicado a 4 km. al noreste de la ciudad del Cusco. A su llegada, los conquistadores optaron por ponerle el nombre de “Qenko”, palabra quechua que significa laberinto o zigzag. Se cree que data del año 1500 d.C.

Según los historiadores, Qenqo fue un espacio para la religiosidad. Para los pobladores del Tawantinsuyo existían otros dioses además del Sol y los astros. Entre estos estaban algunos animales a los que les rendían culto. Precisamente, Qenqo destaca por la representación de animales.


Entre las estructuras que resaltan por sus formas animales se puede encontrar un monolito que representa a un puma y un canal serpenteante, que vendría a ser una serpiente, animal importante para el mundo andino antiguo. Asimismo, en la zona llamada Cusilluchayoc se encuentra una piedra tallada de casi 2 m. de altura, cuya forma se asemeja a la de un sapo y que tiene grabados de serpientes y monos. Por otro lado, en la zona de la piedra labrada quedan restos de tallados de lo que pudo ser un cóndor con la cabeza removida o un puma.



Estas son las representaciones animales más resaltantes del complejo, sin embargo, los especialistas señalan que existen más en el lugar. Se considera que Qenqo fue un espacio construido para la adoración de estas figuras animales, además de los dioses principales (Sol, Luna, Estrellas) a quienes también se habría rendido culto en este lugar.

Visita Cusco y hospédate con nosotros. Dale click a: Discover Inkarri

No hay comentarios.:

Publicar un comentario