viernes, 8 de julio de 2016

Catedral del Cusco

La actual catedral del Cusco nace tras la conquista española. Tubo dos emplazamientos antes de levantarse sobre su ubicación actual: donde hoy es la iglesia del Triunfo (sobre el antiguo Sunturhuasi) y en Cusipata, frente al mercado y convento de mercedarios. Sin embargo, en 1522 fueron adquiridos los terrenos del Quishuarcancha o palacio de Huiracocha,  por lo que la catedral del Cusco, finalmente, fue construida en ese espacio.


En 1559 se colocó la primera piedra, pero la edificación vio la luz en su totalidad más de 100 años después en 1669. El diseño interno está conformado por una cruz latina y la fachada es de estilo renacentista y muy ornamental. Los españoles trasladaron la hibridez gótico-renacentista de las grandes catedrales españolas del siglo XVI. También reúne características manieristas y barrocas. El cielo raso presenta 24 bóvedas de inspiración gótica y mudéjar. Cuenta también, con una sala capitular, tres naves, una sacristía y diez capillas laterales.


Entre sus atractivos más resaltantes se encuentran altares de estilo renacentista, barroco y neoclásico. Se pueden encontrar las mejores expresiones de orfebrería colonial, tallas en madera de cedro y aliso. Asimismo, se encuentran lienzos de la Escuela Cusqueña. Otro aspecto que destaca es su platería como la de la carroza que sale en procesión en Corpus Christi. Cuenta también con la famosa campana María Angola, la que pesa seis toneladas y tiene 2.10 metros de altura. Esta campana es considerada la mejor campana monumental de Sudamérica por sus dimensiones y vibración metálica.

La Catedral del Cusco fue declarada como Patrimonio Cultural de la Nación como Monumento Histórico Artístico por el Insituto Nacional de Cultura (INC) y como Basílica menor de la Iglesia Católica.


La Catedral del Cusco es otro de los atractivos que no puedes dejar de visitar. Y si aún no sabes donde hospedarte Inkarri Hostal es la mejor opción. Ingresa a Inkarri Cusco

No hay comentarios.:

Publicar un comentario